Peligro Salud Pacientes Corporacion Dermoestetica

Tras el concurso de acreedores de Corporacion Dermoestetica y cierre de clinicas numerosos pacientes se estan quedando sin el tratamiento contratado ni las intervenciones, suponiendo todo ello un grave riesgo para su salud, de la que la unica responsable es Corporacion Dermoestetica, por lo que la PLATAFORMA DE AFECTADOS CORPORACION DERMOESTETICA recomienda a todos los pacientes que reclamen inmediatamente.

INTERVIU se hace eco de este problema

Pocas veces un médico se expresa tan descarnadamente, por escrito y dirigiéndose a su jefe: “Mi paciente no solo va a cagar el balón, sino que además se va a morir como no le saquemos el BIG”. Este mensaje se ha convertido en todo un epitafio para la que fue principal firma de cirugía plástica, la compañía más audaz del proceloso negocio de la sanidad privada en España.

En Corporación Dermoestética, hoy en concurso de acreedores, 39 jefes tienen copia del e-mail. Entre ellos, Andrea y José María Suescun, dos hijos del dueño, José María Suescun Verdugo. De hecho, el mensaje se dirige a Andrea, jefa de Marketing de“Corpo”, como se llamaba a la compañía. La remitente es una integrante del equipo médico de Corpo. El tono da idea del problema de salud pública en que se ha convertido una quiebra que va más allá de lo bursátil, lo mercantil y lo laboral.
Hace 15 días, la médico, harta de no cobrar, dijo que uno de sus pacientes necesita una rápida extracción del balón intragástrico que le instaló en el estómago, el BIG, uno de los tratamientos estrella de la compañía. “El paciente de BIG era un río de dinero –explica una profesional de Corpo–: primero, solía quedar muy agradecido, pues llegaba gravemente obeso y, al adelgazar, volvía a la vida. Pero además el BIG precisaba de meses de consultas de vigilancia, y la posterior extracción, y cirugías asociadas al adelgazamiento rápido, para retirar colgajos…”.

INTERVIU CORPORACION DERMOESTETICA

Ahora, la doctora que se ve en la necesidad de sacar el balón de la barriga de su paciente no puede hacerlo en clínicas de Corpo ante la inminencia de que le dejen sin los contenedores que la ley manda utilizar. Y no puede acudir a otra clínica asociada porque, por falta de pago, “no me dejan ni cruzar la puerta”, dice. El mensaje no alude a otro problema: no solo la firma Cannon Hygiene quiere llevarse sus contenedores. También por impago, Air Liquide va a retirar las bombonas de gases para quirófano que suministra.
Hoy, mandos intermedios de Corpo recuerdan con amargura cómo trataron de que se pusiera remedio a tiempo. “En varias reuniones le dijimos a José María [Suescun] que había que redimensionar, que de 50 clínicas, solo 20 eran rentables, que el beneficio de las grandes se lo comían las chicas…”, cuenta uno de ellos.

Ello puede derivar en negligencias medicas por falta da atencion. Si desea reclamar puede contactar al correo electronico:

[email protected]

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *